Monotributistas podrán ser avalados por Sociedades de Garantía Recíproca

Cuando aún no han pasado tres semanas desde que la AFIP modificara los topes y escalas duplicando los límites en el caso de la facturación, ahora parece ser el turno de aquellos que además, están pensando en emprender un negocio y necesitan financiación.

calculos

La industria de los avales acaba de incorporar a los monotributistas, un sector que amplió sus márgenes de acción con la suba de los topes en las escalas por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y que a partir de ahora también podrá pedir garantías para que el sistema financiero no les cobre de más.

Si bien no se descarta que otras Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) sigan el mismo camino, un primer ejemplo de ello es el reciente acuerdo que realizó el Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) y el Fondo de Garantías Buenos Aires (Fogaba) cuyo convenio no sólo sirve para asistir en forma conjunta a miles de pequeñas y medianas empresas bonaerenses, sino que también pasarán a estar incluidos los monotributistas.

Cuando aún no han pasado tres semanas desde que la AFIP modificara los topes y escalas duplicando los límites en el caso de la facturación a la que pueden acogerse los contribuyentes que deseen permanecer en este régimen, ahora parece ser el turno de aquellos que además, están pensando en emprender un negocio y necesitan financiación.

“Con esta nueva generación de convenios se alcanzará a financiar a un mayor número de pequeñas y medianas empresas para sostener e incrementar la actividad económica y la generación de nuevos puestos de trabajo”, señaló Osvaldo Rial, titular del Fogaba, a El Cronista.

Rial explicó que estos convenios “permiten la inclusión de monotributistas bajo un régimen de Calificación del Fondo y la asignación del crédito por el Banco”.

Es decir, el monotributista deberá contar con una calificación de la sociedad de garantía y posteriormente podrá solicitar el crédito respectivo. Así, al contar con una garantía, la evaluación del banco y la tasa que “deberían” cobrarle disminuye sensiblemente.

Para María Paula Di Pietro, gerente general de la Cámara Argentina de Sociedades y Fondos de Garantía (Casfog), “se trata de un caso innovador que invariablemente abre el universo de aplicación para que otras SGR también puedan otorgar avales a monotributistas y obtener financiación en el sistema financiero”.

Tal como ocurre en el caso de las pyme, con los monotributistas habrá también dos modalidades en el otorgamiento de los avales: por un lado, las garantías “tradicionales”, donde el Banco puede requerir la garantía o la SGR (en este caso el Fogaba) también puede proponer a los monotributistas para que el banco les otorgue el crédito.

Por otro, las “automáticas”, donde el Bapro y el Fogaba pueden resolver la asistencia crediticia en el día y por el monto de hasta $300.000, de allí la automaticidad de la operatoria en tiempo real.

En este caso, e incluyendo a las pyme, se amplía el margen a $800 millones para otorgar garantías en la modalidad automática.

El Banco y FOGABA decidieron posibilitar que éste último actúe como ventanilla, permitiendo la presentación de pymes interesadas en obtener financiamiento por parte del Banco con garantía del Fondo.

Para ello se crea un convenio específico, con las características de la modalidad tradicional”, señaló Rial.

Según números de la Casfog, el monto total financiado a pyme desde el segundo semestre de 2002, hasta comienzos de este año era de $11.056 millones. La cantidad de pymes financiadas en ese mismo período asciende a 11.167 empresas.

Fuente: iprofesional

Speak Your Mind

*

dos + Trece =