AFIP sostiene que la fecha de la declaración jurada no limita la entrada al blanqueo

La declaración jurada de impuestos de 2012 podría hacerse hasta la exteriorización, y no solamente hasta el 31 de mayo pasado, según una interpretación que publicará el fisco nacional.

Una grave limitante que parecía amenazar la posibilidad del acogimiento al blanqueo era que la ley pone como condición que se hayan presentado hasta el 31 de mayo pasado las declaraciones juradas de los impuestos a las Ganancias, Bienes Personales y Ganancia Mínima Presunta correspondientes a 2012.

Sin embargo, fuentes de AFIP interpretaron que esa fecha no es la que corresponde sino la misma de la exteriorización. En los próximos días, el organismo que dirige Ricardo Echegaray podría emitir una aclaración en el servicio de Preguntas más Frecuentes.

Fuentes de la AFIP confirmaron al matutino El Cronista que la letra del artículo 13º de la Ley 26.860 de Exteriorización Voluntaria de Tenencias de Moneda Extranjera debe leerse a la luz del Código Civil y el artículo 5º de la Resolución reglamentaria 3.509, que no precisa ninguna fecha, con lo que da a entender que la presentación de las declaraciones juradas puede hacerse hasta el momento del acogimiento al blanqueo.

Los funcionarios argumentaron que el el proyecto de ley estaba pensado para que tuviera vigencia hasta el 31 de mayo, y luego se postergó su tratamiento, sin que en el trámite parlamentario se cayera en la cuenta de que había que cambiar la redacción. Como la ley se publicó en el Boletín Oficial el 3 de junio, ese requisito podría dejar afuera a muchos que hubieran podido blanquear dólares.

El blanqueo de capitales regirá hasta el 30 de septiembre. Su objetivo es que los contribuyentes, tras exteriorizar la tenencia de dólares, ya sea en efectivo o como producido de la venta de bienes, ingresen esas divisas y regularicen su situación frente a la AFIP.

La ley 26.860 permite exteriorizar dólares no declarados sin tener que precisar el origen de los fondos. La meta oficial es sumar al menos u$s2.000 millones.

Para adherirse, los contribuyentes deberán ingresar las divisas en el país a través de una entidad bancaria.

Este blanqueo libera de penalidades cambiarias o tributarias, y de toda otra acción civil, penal y administrativa, salvo lo atinente al régimen que persigue el lavado de dinero.

No se deberán presentar declaraciones juradas rectificativas ante la AFIP, y toda diferencia patrimonial se incorporará en las declaraciones juradas de 2013, que se presentarán entre abril y mayo del año próximo.

La gran diferencia con la anterior “amnistía fiscal”, que se aprobó en diciembre de 2008 y se implementó durante 2009, es que en aquella ocasión había que pagar un impuesto único de hasta 8%, mientras ahora los fondos que ingresen quedan eximidos de todos los impuestos. Incluso el bono Cedin seguirá exento de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales. Asimismo, no se pagará el impuesto al cheque por bancarizar el ingreso de fondos.

Fuente: iprofesional

También te podría gustar...

Deja un comentario