Ganancias. Sigue la polémica: El verdadero “alivio” es del %16,67. El aumento de las deducciones no es retroactivo a enero pasado.

Mediante la resolución general 3.449 publicada en el Boletín Oficial de hoy, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó el decreto 244 que dispuso el aumento de las deducciones personales del Impuesto a las Ganancias para el ejercicio 2013.

La resolución general plantea el siguiente esquema de deducciones:

Estos valores deberán ser considerados a partir del marzo del 2013. Esto abre un interrogante sobre qué es lo que ocurre con enero y febrero pasado, dado que se habla de un impuesto de ejercicio anual que, para este tipo de sujetos –personas físicas-, comienza el 1° de enero y termina el 31 de diciembre de cada año.

La nueva resolución sólo actualiza las tablas a partir de marzo de 2013, por lo que en principio lo retenido en los meses de enero y febrero debería mantenerse sobre las deducciones vigentes para el 2012, dejando un esquema anual de deducciones de la siguiente manera.

Lo que en términos reales frente a las deducciones existentes en 2012 la comparación sería la siguiente:

Por lo tanto, si bien la Presidenta anunció que un trabajador soltero debe ganar $8.360 brutos mensuales ($6.939 de bolsillo) para empezar a pagar el gravamen y $11.563 bruto ($9.597 de bolsillo) un casado con dos hijos; al considerar la reglamentación recientemente oficializada los pisos salariales para el 2013 quedan de la siguiente manera:

  • $11.241 bruto ($9.330 de bolsillo) para un trabajador casado con dos hijos.
  • $8.127 brutos mensuales ($6.745 de bolsillo) para un empleado soltero

De ésta forma, el aumento no llegaría al 17% respecto a los valores 2012. Si por el contrario, en lo sucesivo se materializa efectivamente el tan anunciado aumento del 20% de las deducciones personales; necesariamente implicaría una modificación de las tablas desde enero de 2013.

Fuente: Iprofesional

También te podría gustar...

Deja un comentario