El Dólar Tarjeta sigue trepando y ya se ubica sobre los $ 6

El dólar que cobran los bancos por el gasto con tarjeta de crédito de argentinos en el exterior se fue encareciendo en estas semanas al mismo ritmo que el tipo de cambio oficial. Y, gravamen de AFIP mediante, llegó a perforar ahora el límite de los $ 6.

ddolar

El dólar que cobran los bancos por el gasto con tarjeta de crédito de argentinos en el exterior se fue encareciendo en estas semanas al mismo ritmo que el tipo de cambio oficial.Y, gravamen de AFIP mediante, llegó a perforar ahora el límite de los $ 6. La cifra hubiera sido considerada demasiado elevada hace pocos meses. E incluso una “exageración” del mercado, para algunos, que sólo terminarían por aprovechar los grandes especuladores de la economía local. Pero resulta a esta altura una de las pocas “oportunidades” todavía existentes para los turistas en el actual laberinto cambiario, que aún concede el Gobierno con un “blue” cercano a los $ 8.

Podrían decirlo de este modo, por ejemplo, quienes a lo largo de este verano consumieron con sus plásticos fuera del país más de u$s 500 millones, según las cifras que estiman en el sistema financiero para enero y febrero (el Banco Central registra el stock, pero no el “nuevo financiamiento” otorgado). El monto es un 50% superior a lo consumido en dólares a través de este medio de pago el año pasado; y un 80% mayor a lo gastado en los meses previos. El Indec publicará hoy, precisamente, la cifra del consumo que hicieron los turistas sólo durante enero (tanto en efectivo como con tarjeta) en la encuesta que realiza cada mes.

Las cifras del sistema financiero reflejan que los argentinos todavía ven atractivo en el uso del plástico a pesar de que, a lo largo del verano, el dólar que deben pagar a través de éste llegó a escalar casi 14 centavos. La cotización que afrontan es, siempre, un 15% mayor a la oficial por el impuesto que dispuso la AFIP a mediados del año pasado, pero incluso levemente superior porque, en los resúmenes de cuenta, los bancos aplican un tipo de cambio que está casi un 3% arriba del que da el Banco Nación. Por la suba del billete oficial, el dólar-tarjeta escaló de los $ 5,80 a los $ 6 sólo entre enero y febrero. Y a lo largo de todo el año la variación llegó a ser del 34%, dado que antes no regía el impuesto de la AFIP.

En los bancos se sorprenden por estos días por la enorme cantidad de solicitudes que reciben para la averiguación del “pin” de las tarjetas de crédito. La clave es necesaria para realizar las extracciones en efectivo desde el cajero automático en el exterior, que permiten acceder a divisas a un tipo de cambio sensiblemente más barato que el “blue”, pero levemente por encima del dólar-tarjeta (se agrega un costo fijo de u$s 4 promedio que cobran las entidades, y un interés del 3% mensual por el financiamiento).

Las cifras que revelará hoy el Indec sobre gastos de turistas en el exterior reflejarán que, aún con este beneficioso dólar-tarjeta, los argentinos todavía necesitan del mercado informal para hacerse de billetes y consumir fuera del país. La conclusión puede inferirse si se considera que, en diciembre, el nuevo financiamiento con plásticos (en dólares) llegó a los u$s 135 millones en todo el sistema financiero. Pero que, de acuerdo con los gastos que revela el Indec, en el mismo mes los argentinos llegaron a gastar en el exterior u$s 227 millones. Esto permite suponer que, todavía, al menos un 40% de los gastos se hace en efectivo: con dólares ya adquiridos en las épocas de régimen cambiario libre, o con billetes comprados en el mercado informal de estos tiempos.

Es la gran transformación que logró el cepo cambiario en los hábitos del argentino común: aquel “oscuro reducto” destinado históricamente a los especuladores más audaces es, ahora, una necesidad para cualquier mortal que pretende viajar fuera del país.

Fuente: Ambito

También te podría gustar...

Deja un comentario