Nuevo régimen de crédito fiscal para aumentar el empleo

La cartera laboral busca fortalecer las competencias del personal operativo de estas firmas en todos los niveles de calificación, al tiempo que incentiva a que los trabajadores desocupados puedan mejorar sus calificaciones a partir de su integración en los proyectosplaca mteyss2

El Ministerio de Trabajo dispuso un régimen de crédito fiscal destinado a contribuir a que las empresas y/o talleres protegidos de producción mejoren su productividad y competitividad.

Para ello, a través de la resolución 79/2013 -publicada este jueves en el Boletín Oficial- el organismo buscará fortalecer las competencias laborales del personal operativo de estas firmas en todos los niveles de calificación y/o que trabajadores desocupados tengan oportunidades de mejorar sus calificaciones a partir de su integración en proyectos.

Abarcará la formación profesional, la nivelación y certificación de estudios de nivel primario, secundario, terciario o superior, los procesos de evaluación y certificación de competencias laborales establecidos según parámetros metodológicos y procedimentales estipulados por el Ministerio.

También las prácticas formativas de entrenamiento para el trabajo para desocupados; el fortalecimiento y/o Certificación de la calidad de gestión de las Instituciones de Formación Profesional (IFP) y empresas autogestionadas según referencial correspondiente de la cartera laboral y el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y la evaluación para la certificación de competencias laborales.

Los proyectos podrán ser ejecutados por empresas y/o talleres protegidos de producción en forma individual y/o asociada con otras que formen parte de su cadena de valor.

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Pyme) podrán financiar proyectos mediante el Régimen de Crédito Fiscal por un importe equivalente al 8% de la suma total de sueldos, salarios y remuneraciones y sus respectivas contribuciones patronales, abonados entre los meses de enero y diciembre de 2012.

Las grandes empresas podrán hacerlo por un importe equivalente al ocho por mil de la suma total de sueldos, salarios y remuneraciones y sus respectivas contribuciones patronales, que fueron abonados por la empresa responsable entre los meses de enero y diciembre de 2012.

En ningún caso el monto financiable por el régimen presentado a través de Trabajo podrá ser superior a la suma de $ 400.000 por firma y por año.

Los Certificados de Crédito Fiscal sólo podrán ser utilizados para la cancelación de obligaciones fiscales emergentes del Impuesto a las Ganancias, Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, Impuesto al Valor Agregado (IVA) y/o Impuestos Internos, cuya aplicación, percepción y fiscalización se encuentre a cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Tal como establece la normativa, se excluyen expresamente los gravámenes destinados a la Seguridad Social.

No podrán participar aquellas compañías que tengan deudas fiscales y/o previsionales, ni las que hayan sido multadas por empleo no registrado o hayan incurrido en despidos colectivos en los últimos doce meses anteriores a la presentación o en cualquier etapa durante la ejecución del Proyecto.

Podrán computarse, neto del IVA, los siguientes rubros: gastos de formación o actualización de instructores; honorarios de instructores, tutores, solamente, insumos, equipamiento nuevo, entre otros ítems.

También te podría gustar...

Deja un comentario