ABL Porteño: Ya rige un nuevo método para rechazar un aumento

El Gobierno de la Cuidad reformuló el procedimiento para cuestionar el Valor Inmobiliario de Referencia que se usa para calcular el incremento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza. La suba para el próximo año será del 24% en promedio.

El Gobierno porteño de Mauricio Macri decidió modificar el procedimiento que deberán seguir los contribuyentes para rechazar e impugnar la implementación de un nuevo aumento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL).

Puntualmente, la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos porteña (AGIP) lanzó una nueva resolución que modificó la forma de impugnar el valor fiscal de los inmuebles porteños, es decir, el Valor Inmobiliario de Referencia (VIR).

El VIR se toma como base para calcular la actualización anual de la tasa.

Pasos a seguir
En primer término, la nueva reglamentación que ya se encuentra en plena vigencia establece el listado de la documentación que se deberá presentar para impugnar el VIR:

  • Escrito solicitando la revisión de dicho concepto.
  • Dos tasaciones del bien (antigüedad no mayor de 2 meses) realizadas por inmobiliarias inscriptas en el Registro de Operaciones Inmobiliarias de la Administración federal de Ingresos Públicos (AFIP) y certificadas por el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Copia de la constancia de VIR emitida vía web.
  • Fotocopia de la escritura traslativa de dominio o informe de dominio.
  • Un comprobante de pago de ABL.
  • Documentación de quien efectúa la presentación:
    • DNI de la persona que realiza la misma.
    • Estatuto de conformación, para el caso de personas jurídicas (original o copia certificada del mismo).
    • Acta con nómina de autoridades vigente y copia certificada.
    • Poder suscripto ante escribano con firma certificada (en caso de ser una tercera persona).

Con la documentación en la mano, el contribuyente deberá presentarse ante la AGIP para iniciar un nuevo expediente electrónico referido al reclamo.

Una vez procesada la información, el fisco porteño se expedirá y resolverá si es procedente el pedido de impugnación presentado por el contribuyente.

El interesado contará con 15 días hábiles administrativos para interponer un recurso jerárquico a fin de cuestionar la resolución emitida por la AGIP.

También te podría gustar...

Deja un comentario