Viajeros: todo lo que hay que saber para hacerse de dólares con el OK de la AFIP

Muchas familias ya quieren hacer las valijas pero antes deben cumplir con todos los trámites que exige el organismo para poder adquirir las divisas necesarias para realizar sus gastos en el exterior. Expertos consultados dan las claves para que el trámite no se convierta en un dolor de cabeza

Se acerca fin de año y ya son muchos los argentinos que tienen en sus planes tomarse, en poco tiempo, las ansiadas vacaciones.

Algunos prefieren veranear dentro del país, otros quizás solo descansar sin moverse de sus casas, pero también hay quienes quieren viajar al exterior.

Pero, en este último caso, no todo será tan simple como en otros años. Sucede que las restricciones cambiarias que impuso el Gobierno dificultan la compra de la cantidad de divisas necesarias para que, por ejemplo una familia, pueda recorrer otro país y contar con el “cash” suficiente para afrontar los gastos de estadía, traslados y algún “extra” que nunca falta.

Y si bien existen algunos destinos en los que se admite pagar en pesos, tal como sucede en Uruguay, la diferencia de cambio no resulta favorable para los entusiastas turistas argentinos.

Si a ello se suma que las compras en el exterior que se cancelen con tarjetas sufren un recargo del 15%, que corresponde pagar impuestos aduaneros al momento de ingresar productos foráneos y que existen limitaciones hasta para sacar dinero de un cajero automático en otro país, el entusiasmo por cruzar la frontera podría decaer.

Sin embargo, para que esto no suceda, es importante estar al tanto -de antemano- de algunas pautas que impone la AFIP para comprar divisas, tener una idea de si se va a “llegar a tiempo” para obtenerlas antes de embarcar, cuánto será lo que se va a poder conseguir y qué alternativas existen si ese dinero no alcanzara.

Iván Sasovsky, titular del estudio que lleva su nombre, explicó que “viajar al exterior hoy implica toda una preparación previa que antes no existía”.

“Es decir, se debería dejar listo para emprender el viaje: pasaporte, pasaje, reservas y ahora hasta la constancia de inscripción ante la AFIP, más allá de las ponderadas tarjetas de crédito“, comentó el experto.

En este contexto, diversos especialistas explican cómo se nos plantea este nuevo escenario y qué es lo que se puede hacer para que viajar no se transforme en un dolor de cabeza.

¿Cómo puede un particular adquirir moneda extranjera?
Diversas entidades consultadas por este medio explicaron que la cantidad de divisas que autoriza comprar el organismo de recaudación varía entre cada particular.

En efecto, las fuentes destacaron que los montos que habilita la AFIP varían entre los u$s10 y los u$s50 por día en el exterior, si bien en algunos casos el importe puede ser mayor.

Esto es así, tal como señalaron las autoridades fiscales, debido a que la autorización para adquirir moneda extranjera depende de la capacidad contributiva de cada persona.

Así, si una familia quiere realizar un viaje y cuenta con ingresos mensuales en blanco, en principio, todos aquellos integrantes que los generen podrán comprar divisas.

No obstante, por ejemplo, quien facture como monotributista -como única fuente de ingresos- deberá tener en cuenta su situación fiscal -categoría declarada- para hacerse a la idea de cuánto le van a autorizar.

En cambio, un empleado en relación de dependencia podrá acceder a un cierto monto atado a su salario. 

Así, si la idea es saber exactamente qué monto le autorizará el fisco, desde el Consejo Profesional porteño explicaron que, para avanzar en el trámite, es necesario contar con una validación emitida por la AFIP –que se gestiona en la página web del organismo- que indica la cifra permitida.

A tal efecto, se deberá ingresar al “Programa de Consulta de Operaciones Cambiarias”. Para acceder al micrositio, haga click aquí.

Ya dentro de dicho micrositio (para cuyo acceso se requiere de la clave fiscal) se exige informar:

  • Datos del viaje: el solicitante estará obligado a detallar si es o no profesional, el destino, el motivo de la salida del país y las fechas de partida y regreso.
  • Medio de transporte: en esta opción hay que seleccionar si para el viaje se usará auto, avión, ómnibus, barco u otra forma de traslado.
  • Plan de pago: aquí hay que indicar cuál es el costo total en pesos de la operación, así como la forma de cancelación, la cantidad de cuotas y la fecha de vencimiento del último pago.
  • Datos de cada persona integrante del viaje: en caso de que salga del país un grupo familiar, deberán informarse a la AFIP la fecha de vencimiento, CUIT/CUIL/CDI, tipo y número de documento, nombre y apellido y número de reserva o ticket electrónico.

Con la autorización obtenida, los interesados deberán presentarse ante el banco o entidad financiera para realizar la operación correspondiente.

Estas medidas de control, según informaron oportunamente desde la AFIP, obedecen a evitar maniobras tendientes a la obtención de moneda extranjera bajo el argumento de una reserva que luego nunca se utilizará para realizar, realmente, un viaje al exterior.

Si bien algunos particulares se quejaron de que no pudieron obtener la autorización para adquirir divisas hasta recién unas horas antes de partir, desde el organismo recaudador afirmaron que este trámite se puede llevar a cabo sin ningún problema en la semana previa a la salida.

¿Qué ocurre con los gastos realizados con tarjetas de crédito?
A partir de la resolución 3.378 de la AFIP, quienes realicen gastos en el exterior y paguen con tarjeta sufrirán una retención del 15%, que podrá ser descontada de Ganancias o Bienes Personales.

De esta manera, en caso de que un matrimonio viaje al exterior, será importante tener en cuenta la situación impositiva del titular del plástico.

Lo más conveniente frente a escenarios cambiantes es elaborar una estrategia fiscal.

Esto, que según la especialista se aplicaba únicamente para las grandes empresas, “debería hacerlo también cualquier pareja que cruce la frontera” para así evitar el pago de una mayor carga fiscal.

¿Cuántos dólares como máximo se pueden sacar del país?
Una de las cuestiones que tampoco pueden quedar fuera del “nuevo manual del viajante”, es cuánto dinero en efectivo se puede sacar de la Argentina.

Al respecto, desde el Servicio de Turismo del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño explicaron que “los viajeros a partir de los 16 años de edad podrán egresar del territorio argentino con un importe máximo de u$s10.000 o su equivalente en efectivo, cheques de viajero y/o otras divisas”.

En tanto, “los menores de 16 años de edad no emancipados podrán hacerlo con un importe máximo de u$s5.000 o su equivalente en efectivo, cheques de viajero y/o otras divisas”.

Iván Sasovsky, titular del estudio que lleva su nombre, aclaró que “estos límites se computarán por cada viajero o tripulante” y aclaró que, para la conversión de monedas, deberá tenerse en cuenta “el tipo de cambio vendedor correspondiente al cierre del día hábil inmediato anterior al del egreso, comunicado por el Banco de la Nación Argentina”.

Asimismo, Claus Noceti, gerente de Comercio Exterior de PwC, explicó que “para el caso de egreso de pesos argentinos no opera límite alguno, sin perjuicio de ser exigible la declaración al personal aduanero (formulario OM-2250-A) de los montos involucrados cuando el importe total sea igual o superior al equivalente a u$s10.000“.

¿Es posible extraer dinero desde cajeros en el exterior?
Otro de los aspectos que no pueden dejar de tener en cuenta quienes quieran salir de la Argentina tiene que ver con que existe una limitación para poder sacar plata de los cajeros fuera del país.

En efecto, desde el Consejo Profesional porteño, explicaron que “para extraer dinero se debe tener una cuenta en dólares en un banco local, pudiendo extraerse solo hasta el saldo de dicha cuenta“.

Esta medida fue puesta en marcha a través de la comunicación “A 5294” del Banco Central, que entró en vigencia a principios de abril.

Según la normativa vigente, “los retiros de moneda extranjera con el uso de tarjetas de débito locales desde cajeros automáticos ubicados en el exterior deberán ser efectuados con débito a cuentas locales del cliente en moneda extranjera“.

No obstante, habrá que considerar qué tipo de tarjeta conviene usar al momento de extraer divisas en las terminales de expendio, ya que dependiendo de si se usa una de débito o crédito -y del banco donde se realice- variará el importe que se paga por la operación.

En efecto, en aquellas transacciones por valores inferiores a los u$s300 será conveniente usar la tarjeta de crédito, mientras que en caso de que superen dicho monto resulta favorable operar con la de débito.

¿Qué se debe pagar en Aduana por productos ingresados al país?
Cada vez son más los viajeros que aprovechan sus salidas para adquirir artículos que en la Argentina no se consiguen o que están más baratos que en la plaza local. 

Al respecto, Noceti destacó que “todo ingreso de equipaje desde el exterior se trata de una importación en sí misma, y como tal será plausible de los regímenes de prohibiciones, pago de tributos, o de libre ingreso, dependiendo de cada caso”.

Y aclaró que “se prohíbe el ingreso de bienes con fines comerciales y/o industriales, y respecto al resto de bienes adquiridos en el exterior, ya sea para uso personal o familiar, deberá afrontarse el pago de tributos”.

En este sentido, desde el Servicio de Turismo del Consejo porteño explicaron que estas personas deberán tener en cuenta:

  • Si ingresa por vía aérea o marítima: la exención para otros objetos, dentro del concepto de equipaje (que no sean ropas, objetos de uso personal, libros, folletos y periódicos) es de u$s300 o su equivalente en otra moneda(para menores de 16 años este monto se reduce a la mitad).

Además, explicaron que “el exceso, siempre que los objetos se encuadren dentro del concepto de equipaje, será sujeto al pago de un tributo del 50% sobre dicho excedente”.

  • Si el viajero ingresa por vía terrestre: la exención para otros objetos, dentro del concepto de equipaje, es hasta el límite de u$s150 o su equivalente en otra moneda (también aquí para los menores de 16 años los montos se reducen a la mitad).

Al igual que en el caso anterior, el exceso estará sujeto al pago de un tributo del 50% sobre el mismo.

En tanto, Noceti sostuvo que “existe una franquicia aplicable a los bienes adquiridos en los free shops de llegada, cuyos montos son similares a los ya expresados”.

Por su parte, Sasovksy destacó que “aquellos que decidan viajar y transportan como parte de su equipaje bienes originarios importados de terceros países -a los efectos de no exigir el pago de los tributos que gravan la importación para consumo, en ocasión de su retorno- deberán declararlos y exhibirlos con anterioridad a su salida ante el servicio aduanero, mediante su registración en el Formulario OM 121″. En este caso, por ejemplo, podría tratarse de una notebook, cámara filmadora u otros artículos electrónicos.

¿Qué ocurre cuando se opta por adquirir un paquete turístico por medio de una agencia de viaje?
Para estos casos, desde el Consejo Profesional porteño explicaron que esta operación puede realizarse “sin ningún tipo de inconvenientes”, ya que no es necesario solicitar una autorización ante la AFIP.

Y remarcaron que estas transacciones “se abonan al tipo de cambio en pesos o con tarjeta de crédito”.

Esto es así, debido a que la reciente normativa de la AFIP sobre los paquetes turísticos no recae en los particulares, sino sobre las agencias de viajes que son las que deben encargarse de informar al organismo de recaudación los datos de las ventas que realicen para adquirir las divisas que requieran con el propósito de cancelar sus compras.

También te podría gustar...

Deja un comentario