Industria lanzó nuevos créditos con tasa subsidiada para pymes por $700 millones

El Ministerio de Industria, encabezado por Débora Giorgi, firmó convenios con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y el Banco Nación, que ponen en marcha nuevas líneas de crédito por $700 millones, destinadas a financiar proyectos de inversión, la compra de bienes de capital y capital de trabajo en el sector pyme.

Los créditos cuentan con condiciones preferenciales que surgen del subsidio de hasta 7 puntos sobre la tasa de interés que realiza la cartera industrial. Giorgi expresó que “las nuevas líneas de crédito dan cuenta de que las pymes están respaldadas por fuertes políticas públicas que garantizan las mejores condiciones para invertir y mercado para comercializar”.

El acuerdo firmado con el Banco Nación asigna $500 millones, destinados a otorgar créditos de hasta $800.000 para la compra de bienes de capital nuevos de origen nacional, o extranjeros que ya se encuentren nacionalizados (y para los cuales no existan sustitutos locales), además de financiar obras de construcción, instalaciones, y adquisición de tecnología; si el crédito se aplicara a costear capital de trabajo el monto máximo a solicitar será de $300.000 con un plazo de amortización de 36 meses.

El esquema de interés presenta una tasa bruta fija del 13% para la región del Norte Grande del país y del 15% para el resto del territorio. Sobre esta base el Ministerio de Industria aplica una bonificación del 2% para todos los sectores y un punto extra para fabricantes de bienes de capital. Adicionalmente el Banco Nación bonificará el 0,5% a aquellas empresas del Norte que paguen a tiempo y 1% al resto de las empresas del país.

La tasa de interés final se resume en una pauta del 9,5% para fabricantes de bienes de capital del Norte Grande y del 11% para empresas que desarrollen esa actividad en otras regiones. El resto de los sectores que produzcan en el Norte contarán con una tasa del 10,5%, en tanto que el resto de las provincias accederán a una tasa del 12%.

El convenio firmado entre Débora Giorgi y las autoridades del Banco de Inversión y Desarrollo (BICE), complementa y mejora la oferta de capital de trabajo en el sector pyme. La funcionaria expresó que “no es casualidad que sean dos bancos públicos los que ofrecen las mejores tasas de interés y multiplicidad de destinos”; asimismo sostuvo que “es una demostración ostensiva de la recuperación de una banca pública comprometida con el desarrollo productivo”.

La línea contempla la adquisición de capital de trabajo por hasta $300.000, con un plazo de hasta 3 años. La tasa está compuesta por un componente variable (BADLAR Privado) más un spread de 4% en el caso de operaciones firmadas a 12 meses, 4,25% para operaciones a dos años y 4,5 para créditos pautados a 36 meses de plazo.

Para la financiación de bienes de capital o proyectos de inversión, el banco establece un monto máximo de $800.000 con un plazo de hasta 5 años. La tasa  es variable y se compone por la suma del 70% del componente fijo (12%) más el 30% del componente, que será determinado por el BICE en función de la tasa vigente de la entidad para sus programas de financiamiento de inversiones productivas.

Para este convenio, la bonificación de tasas que realiza el Ministerio de Industria alcanza a 3 puntos para operaciones pautadas hasta 48 meses y 4 para operaciones de hasta 60 meses. A su vez, las empresas pueden acceder a un punto adicional si se trata de pymes fabricantes de bienes de capital; si el destino del crédito fuera la radicación de la planta en un parque industrial, o si la firma cuenta con el aval de una SGR o Fondo de Garantía.

Ambas líneas complementan la oferta de financiamiento actual para inversiones con el  capital de trabajo, altamente demandado por el sector productivo.

Prensa Sepyme

También te podría gustar...

Deja un comentario