Ganancias: Transcurridos más de 11 meses del año La Presidenta le pide a los trabajadores que esperen… un poquito

El planteo se agudiza por la cercanía del pago de los aguinaldos que impacta en la remuneración y en los descuentos que se aplican y que se sentirá si no se produce una variación.

Los sindicalistas de la Confederación General del Trabajo (CGT) oficialista liderada por Antonio Caló recibieron un claro mensaje respecto a la inminente suba del pido a partir del cual los trabajadores pagan el Impuesto a las Ganancias. El mensaje fue un pedido especial de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Decile a los muchachos que por favor esperen un poquito, porque habrá novedades”.

“Confiamos en la palabra de Cristina. Los reclamos de los trabajadores están a la vista de todos”, remarcó una fuente sindical al matutino BAE.

En tanto, el martes se realizó la reunión semanal del MASA en la sede de la UTA donde el anfitrión, Roberto Fernández, señaló que uno de los temas de la agenda es el piso del Impuesto a las Ganancias, pero marcó diferencias con la modalidad de protesta que establecieron Hugo Moyano y Pablo Micheli, quienes encabezan otros dos nucleamientos sindicales.

“Estamos de acuerdo con el reclamo de Moyano, es el reclamo de todas las centrales. Con lo que no estamos de acuerdo es con el paro”, sostuvo el titular de la UTA, quien reforzó esa distancia al sostener que la Presidenta “no se merece un paro”. De todos modos, insistió en señalar que la cuestión del aumento del mínimo no imponible merece una reunión con Cristina “para sentarnos en una mesa y hablar todo lo que sea necesario”.

El titular de taxistas, Omar Viviani, se refirió al tema de la sede Azopardo y descartó cualquier urgencia para ocupar ese edificio. “Ese edificio está en buenas manos”, y acotó que “se trata de un edificio histórico, emblemático y donde esperamos que alguna vez podamos coincidir todos los sindicatos de este país”.

Más allá de esos dichos, la alternativa de cerrar filas con las centrales que lideran Moyano, Micheli y Luis Barrionuevo constituyen hoy una utopía. Lo que no sería sorpresa es la concreción de una alianza formal entre Moyano y Barrionuevo para unir sus dos centrales.

En tanto, los integrantes de la CGT de Caló están atentos a la visita a otra sede. Antes de fin de año tendrían audiencia con el papa Benedicto XVI, merced a la gestión de Omar Viviani, quien la semana pasada viajó a la Santa Sede para concretar la visita al Sumo Pontífice.

Por

También te podría gustar...

Deja un comentario