AFIP podrá pedir datos de argentinos en 35 países

Los ojos del “Gran Hermano” fiscal se extenderán desde enero próximo más allá de las fronteras, ya que el Gobierno podrá pedirles a unos 35 países, incluidos Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña, datos de bienes -departamentos o cuentas bancarias- de contribuyentes argentinos en el exterior para combatir la evasión.

El convenio multilateral se firmó por impulso de los países desarrollados, a partir de la necesidad de aumentar su recaudación tributaria en el contexto de la aguda crisis internacional. Y la Argentina, que fue el primer país sudamericano en incorporarse, al suscribirlo en agosto último, podrá beneficiarse de sus ventajas desde el 1° de enero de 2013, según indicaron a LA NACION fuentes oficiales, del sector privado y diplomáticas.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) será el canal de transmisión de esta información sensible, que, como en otros acuerdos de intercambio, no podrá ser utilizada a mansalva, sino sobre determinados contribuyentes que estén bajo investigación del fisco argentino. Se trata del “Convenio Multilateral de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal”, elaborado por los países de la Unión Europea, el G-20 y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Así, la Argentina ingresará en un selecto club de cooperación informativa con Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Ghana, Georgia, Grecia, Islandia, la India, Indonesia, Irlanda, Italia, Japón, Corea, México, Moldavia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Gran Bretaña, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Túnez, Turquía y Ucrania. Quedan afuera paraísos fiscales y otros países clave para el secreto bancario y fiscal como Panamá, Uruguay y Suiza.

La AFIP está facultada a ejercer en forma plena, sin intervención legislativa, la potestad de este acuerdo, destinado a aumentar la “transparencia fiscal y la recaudación de los gobiernos en crisis”. En otros países se requerirá la participación de los parlamentos, por lo que no regirá en forma simultánea para todas las naciones que lo firmaron, según aclararon las fuentes.

El presidente del Instituto Tributario de la Federación de Graduados en Ciencias Económicas, César Litvin, dijo: “La importancia de esta convención radica en que fue suscripta por una gran cantidad de países, con los cuales la Argentina intercambiará información fiscal y actuará en conjunto en procedimientos de investigación, además de pedir colaboración para la notificación y traslado de documentación”.

Así, mientras el Gobierno teje complejos acuerdos de intercambio bilaterales como el que se firmó con Uruguay (que aún no entró en vigor por la falta de aprobación parlamentaria en ese país), este tratado multilateral le brinda un alcance internacional impensado hace unos años. De hecho, a través de pactos previos que firmó con otros gobiernos, logró acceder a unos 800 contribuyentes argentinos en el exterior, que le permiten determinar el pago de ganancias y bienes personales presuntamente eludidos en el país.

Pero la cooperación se frenó en algunos casos, como con España, a raíz de la decisión unilateral de renunciar al tratado que elimina la doble imposición, como parte de la controversia en torno a la expropiación de YPF. En los próximos 60 días, el Gobierno debería firmar otro acuerdo más conveniente para el fisco argentino, con España y con Chile, para evitar el freno de inversiones de ambos países.

En cuanto al alcance del nuevo acuerdo multilateral, Litvin expresó que “la Argentina por primera vez podrá intercambiar información con Estados Unidos y Gran Bretaña, aunque no será masiva, como en la denominada excursión de pesca, sino referente a contribuyentes bajo fiscalización”.El experto destacó la posibilidad de contar con información de EE.UU., destino preferido para las inversiones financieras e inmobiliarias de los argentinos, país que “históricamente había negado esa posibilidad”.

El socio de impuestos de PWC Andrés Edelstein explicó que, si bien el acuerdo alcanza a los países con los que EE.UU. firmó tratados bilaterales de intercambio informativo (no la Argentina todavía), la tendencia se dirige a brindar cada vez más información fiscal internacional.

Fuente: Lanacion.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario