Ganancias: Qué valores declarar como Monto Consumido? consumido “exacto” VS. consumido “razonable”

Al momento de preparar las liquidaciones de ganancias, la determinación del consumo es uno de los puntos que más conflicto genera. Especialistas opinan al respecto.

El artículo 13 de la ley de Procedimiento Tributario expresa que la declaración jurada está sujeta a verificación administrativa y hace responsable al declarante por el gravamen que en ella se base o resulte y será también responsable en cuanto a la exactitud de los datos que contenga su declaración.

Un error que suele presentarse se produce cuando “el importe del monto consumido -que surge por diferencia al momento de confeccionar la DDJJ- es inferior al que el fisco detecta de sus bases de datos“.

La AFIP cuenta con información de cada CUIT o DNI, sobre medicina prepaga, colegios privados, expensas, seguros, impuestos provinciales (automotor/inmobiliario), consumos con tarjeta de crédito y viajes al exterior, entre otros”, explicó el especialista.

Y advirtió: “Cuando lo suma y coteja el monto con el importe declarado por el contribuyente, y detecta que éste es inferior, automáticamente puede generar un ajuste presunto por ingresos no declarados, de difícil defensa ya que el contribuyente tiene que justificar como pago cada uno de los consumos registrados”.

“Por eso es tan importante que el consumo que surja de la declaración jurada sea lo más parecido posible al de los gastos registrables

Sin embargo, imagínese ud. todas las compras y gastos del año, por ejemplo todas las veces que salió a cenar, compró una entrada de cine, una bebida en el kiosko, tomó un taxi, o degustó un choripán a la salida del estadio (si su estómago le permite)… todas aquellas veces en que usted ha consumido sus ingresos pero evidentemente no posee constancias suficientes de tales gastos… es evidente que la exactitud es un objetivo difícil de lograr.

Entonces merece la pena meditar el tema de la responsabilidad: El contribuyente es responsable por todos los datos aportados ó sólo por el importe del gravamen consignado?

Mediante la Resolución General 2.218, AFIP estableció que el monto consumido que se declare deberá reflejar razonablemente los gastos de sustento del responsable y de su grupo familiar, así como aquellos vinculados con el esparcimiento de éstos.

Hasta el momento, AFIP no ha establecido aun parámetros de razonabilidad, a efectos de evaluar el tratamiento aplicable a las diferencias que se detecten en el monto consumido declarado por los contribuyentes, producto de haber sido determinado originalmente en defecto.

Se entiende que la razonabilidad está íntimamente ligada con el criterio de significatividad, por ejemplo, los estados contables expresan razonablemente la situación económico-financiera de un ente cuando están libres de errores u omisiones significativas. Un error o un desvío es significativo cuando la decisión adoptada por un usuario de los estados contables hubiese sido otra producto de conocer tal error u omisión.

En tal sentido, cuando en tareas de verificación el organismo fiscal detecte desvíos en el monto consumido que declaró un sujeto, por haber sido éste determinado en defecto, consideramos que únicamente deberá efectuar ajustes o determinaciones por incrementos patrimoniales no justificados cuando dichos desvíos expongan un nivel de vida superior al informado por el contribuyente. De lo contrario, no habrá que efectuar ninguna determinación, dado que la diferencia no será irracional o significativa.

Se entiende que el monto consumido es razonable siempre que guarde correlato con el nivel de vida del contribuyente. Por consiguiente, las diferencias que se detecten, y que no den cuenta de que el contribuyente se encuentra en un segmento de poder adquisitivo superior al declarado originalmente, no deberían dar lugar a determinaciones por incrementos patrimoniales no justificados.

Fuentes: Iprofesional.com / Arizmendi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario