Ingresos Brutos: los inspectores del fisco bonaerense incorporarán de oficio a los comercios evasores

Con la mira puesta en reforzar la recaudación y reducir el nivel de informalidad, ARBA potenciará el mecanismo de alta automática. Se aplicará cuando los inspectores detecten la existencia de sujetos que realicen actividades alcanzadas por el tributo y que aún no se encuentran en el padrón

Con la intención de apuntalar la recaudación y reducir el nivel de informalidad, la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) potenciará la implementación del mecanismo para incorporar de oficio a los “presuntos evasores” del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

En otras palabras, de acuerdo con lo establecido en la reglamentación vigente, el organismo a cargo de Martín Di Bella podrá sumar al padrón de contribuyentes a aquellas empresas o particulares que realicen artilugios en contra de los intereses del fisco bonaerense.

“Por ejemplo, es común detectar importantes movimientos bancarios de sujetos que ni siquiera se encuentran inscriptos ante ARBA”, señalaron fuentes del organismo a iProfesional.com.

De oficio
Puntualmente, la reformulada reglamentación ajusta “el procedimiento a aplicar en aquellos supuestos en los que ARBA detecte la existencia de sujetos que realicen actividades alcanzadas por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos en jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires y verifique la falta de inscripción“.

La normativa abarca tanto a quienes encuadren como contribuyentes locales así como también a los responsables que les corresponda inscribirse en el régimen de Convenio Multilateral.

Desde el organismo recaudador explicaron que “la reformulación instaura un procedimiento que asegure acabadamente el derecho de defensa del presunto evasor, con instancias de audiencia y prueba suficientes, para lograr la debida convicción, en cada caso, sobre la real calidad de contribuyente”.

En tanto, a fin de disparar el alta de oficio en Ingresos Brutos, servirán como elementos de prueba:

  • Los que surjan del ejercicio de las facultades de verificación y control de ARBA.
  • Los que provengan de los regímenes de información vigentes dispuestos por el organismo.
  • Los que surgan del intercambio de información con otros fiscos, Municipios u Organismos Públicos o de derecho público no estatales.
  • Los procedentes de datos presentados por los agentes de recaudación.
  • Todos aquellos que, fundados en hechos reales y probados, generen convicción sobre el ejercicio de una actividad alcanzada a los fines de Ingresos Brutos en la Provincia de Buenos Aires.

En todos los casos, los indicios utilizados admitirán prueba en contrario.

Asimismo, la reglamentación tomará como fecha de iniciación de actividades del “presunto evasor” cualquiera de las siguientes, la que fuera anterior:

  • Habilitación municipal.
  • Adquisición, usufructo, locación u otro modo documentado de utilización de un local comercial.
  • Primera fecha de adquisición a cualquiera de los proveedores que efectuaran percepciones, de retenciones sufridas.
  • Primera fecha que surja de las declaraciones juradas presentadas por un agente de información o informada por otros fiscos, Municipios u Organismos Públicos o de derecho público no estatales.

“En aquellos supuestos en los que se verifique el inicio de actividades mediante la realización de tareas específicas de fiscalización, no se recurrirá a los parámetros antes descriptos“, señala la normativa.

Una vez reunida la información necesaria, ARBA procederá a intimar al sujeto involucrado para que, dentro de los 10 días hábiles administrativos de notificado, formalice su inscripción como contribuyente de la provincia de Buenos Aires.

También se lo intimará a que constituya o ratifique su domicilio fiscal, presente sus declaraciones juradas y abone el impuesto correspondiente o, en su defecto, formule por escrito su descargo, constituyendo domicilio y acompañando toda la documentación respaldatoria necesaria, ofreciendo todas las demás pruebas que hagan a su derecho.

“Cuando se trate de casos detectados a través de operativos de fiscalización masiva, la intimación se materializará mediante el acta de comprobación labrada y rubricada por los inspectores intervinientes”, precisaron desde el fisco bonaerense.

Presentado el descargo, ARBA resolverá la cuestión dentro de los 30 días hábiles administrativos, “ordenándose la producción de toda la prueba que se estime conducente, la que se sustanciará dentro del plazo referenciado, prorrogable por única vez, por un idéntico lapso”.

“En los casos que corresponda, se dictará el pertinente acto administrativo disponiéndose la inscripción de oficio del contribuyente, ordenando y procediendo a su debida registración en los sistemas de teleprocesamiento de datos, actualizando, de esta manera, el padrón de contribuyentes”, puntualizaron desde ARBA.

Luego, el organismo recaudador notificará fehacientemente al contribuyente la inscripción en el domicilio fiscal constituido o ratificado, así como también en todos los otros domicilios que surjan del procedimiento llevado adelante.

Vale remarcar que el “presunto evasor” podrá apelar el acto que disponga la inscripción de oficio.

El impuestazo bonaerense que se viene
Para 2013, el Gobierno de Daniel Scioli prevé una fuerte actualización tributaria. De acuerdo a la Ley Impositiva bonaerense que ya ingresó a la Legislatura provincial, en el Impuesto Inmobiliario Urbano se modificará la tabla de alícuotas y aumentará la base imponible al 85% del valor fiscal.

Por lo tanto, el 75% de las partidas de la provincia con valuaciones fiscales de hasta $110.282 experimentarán un incremento de hasta $24 por cuota en el 2013.

La mayor carga impositiva recaerá sobre los contribuyentes de ingresos más altos, que recibirán aumentos de hasta $814 por cada uno de los pagos realizados a lo largo del año.

También se aplicará un revalúo sobre 90.000 partidas de propiedades situadas en unos 420 clubes o barrios cerrados. 

Asimismo, se creará un impuesto urbano complementario para los contribuyentes multipropietarios. Se unificarán partidas contiguas e inmuebles atribuibles a un mismo titular y se le aplicarán cambios en la base imponible del tributo.

Con respecto a las Patentes, la iniciativa que ya se encuentra en la Legislatura Provincial establece una contribución especial afectada al mantenimiento y la ampliación de la infraestructura vial bonaerense.

Complementariamente, se impulsó para el año en curso un aumento, por única vez, en los Impuestos Inmobiliario y a los automotores para aquellos patrimonios de mayor valor. La suba alcanzará al inmobiliario urbano edificado y a las Patentes del 2012 correspondientes a aquellos inmuebles que superen $350.000 de valuación fiscal y aquellos autos de más de $110.000 de valuación.

En Ingresos Brutos se busca pasar del 8 al 12% a los juegos de azar. En tanto, el Impuesto de Sellos también se incrementará en un 20% cuando el valor imponible del contrato u operación gravado se exprese total o parcialmente en moneda extranjera.

Por Hernán Gilardo

También te podría gustar...

Deja un comentario