Critican las intimaciones de la AFIP a los residentes de los countries y barrios cerrados

Los datos requeridos por el fisco nacional incluyen desde el nombre del titular de la propiedad hasta si el dueño vive efectivamente en el lugar o si hay un inquilino. El organismo que dirige Ricardo Echegaray también apunta a conocer con quién vive el dueño de la casa y si tiene familiares o no.

La decisión de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de investigar a los propietarios de casas en los countries estaría basada en una decisión promocional más que en una búsqueda concreta de combatir la evasión fiscal, según la opinión de especialistas.

El tributarista Juan Manuel Álvarez Echagüe, abogado socio del estudio Álvarez Echagüe & Asociados, afirmó que los controles “parecen ser mucho más efectistas que efectivos“.

“Gran parte de la información solicitada ya se encuentra en poder del fisco nacional, atento a que figura en las declaraciones juradas que son presentadas por los contribuyentes por el Impuesto a los Bienes Personales. De estas declaraciones deberían surgir claramente las características del inmueble: si es vivienda única, el destino, la superficie, momento en que fue adquirido y si era un lote baldío o construido”, señaló el tributarista.

Álvarez Echagüe además criticó los pedidos de información por su falta de precisiones. “En lo que hace al patrimonio de los familiares, debió precisarse a quiénes hace referencia, porque un pedido de información tan amplio hace que se pierda la esencia que debe contener cualquier requerimiento de información solicitado por el fisco, y es que tenga “trascendencia tributaria”, esto es, que le sirva para determinar el pago en debida forma de los tributos, sean de la persona a quien le es requerida la información o respecto de terceros”, señaló Álvarez Echagüe.

El abogado también precisó que los pedidos de información acerca de los viajeros al exterior tampoco tienen “trascendencia fiscal”. “En el caso de los datos que se intentan recolectar vinculados a viajes al exterior, su compulsa es sumamente sencilla por parte del fisco, con solamente cruzar la base de datos de Migraciones. Por su parte, es poco específico, ambiguo y hasta puede ser muy amplio y, por ende, carente de trascendencia fiscal solicitar que se den datos de viajes del declarante y su familia”, explicó al matutino La Nación.

Los datos requeridos por la AFIP en los countries, incluyen desde el nombre del titular de la propiedad hasta si el dueño vive efectivamente en el lugar o si hay un inquilino. El organismo que dirige Ricardo Echegaray también está interesado en conocer con quién vive el dueño de la casa y si tiene familiares o no. Además, se debe identificar a cada uno por nombre, apellido, número de documento y el vínculo con el propietario.

La AFIP también está interesada en conocer si tienen contratado personal doméstico y si tienen hijos, a qué colegios van y cuánto pagan de cuota. También preguntan si son socios de algún club y cuánto abonan de cuota social, si viajaron al exterior recientemente y si poseen obras de arte, entre otros datos personales.

Las intimaciones comenzaron a llegar la semana pasada. Si alguien las recibe, sea un habitante del inmueble en calidad de propietario, inquilino o su familia o un empleado, tiene cinco días para contestar.

En otros casos, la requisitoria no llegó aún a manos de los propietarios de los countries por razones simplemente operativas. Este tipo de circulares, generalmente, llegan a las guardias y luego se entregan en la administración, como suele suceder con toda la correspondencia. En muchas de estas urbanizaciones, la administración está cerrada los lunes, por lo cual la gente no tendrá acceso a las intimaciones probablemente hasta mañana.

Hasta al momento, entre los desarrolladores de los countries la reacción es de sorpresa y nadie se atreve a hacer comentarios hasta no saber los alcances de los controles.

Álvarez Echagüe señala que “quien se encuentre en regla frente al pago de sus obligaciones fiscales no debe tener inconveniente en contestar” la mayoría de los puntos. Y recomienda: “Quienes consideren que hay datos que carecen de trascendencia tributaria o sobre los cuales necesitan precisiones podrán presentarse ante la AFIP, dar a conocer su parecer y esperar una respuesta”.

En la provincia de Buenos Aires, en la actualidad, existen 421 barrios cerrados registrados. Entre todas las urbanizaciones de este tipo suman 89.770 partidas inmobiliarias, por lo que se podría estimar que residen en estos barrios cerrados unas 80.000 familias, según datos de la Agencia de Recaudación bonaerense.

Por

También te podría gustar...

Deja un comentario