Por topes no actualizados, la ANSES dejó de pagar 2,5 millones de asignaciones

Los empleados con un sueldo bruto de $5.200 ya no perciben determinados beneficios. Algunos montos se mantienen congelados desde el 2008

Los padres que trabajan en relación de dependencia de 2.484.000 chicos no llegaron a cobrar o dejaron de cobrar las asignaciones familiares por la falta de actualización del tope salarial.

Y quienes lo estaban cobrando, por la falta de ajuste de las escalas salariales, pasaron a cobrar un monto real más bajo. Se estima que al no actualizar la escala de los topes, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) evitó pagar casi $6.000 millones por año.

Si se hubiese actualizado el tope salarial por la variación de los sueldos, el actual de $5.200 debería ascender a más de $10.000 mensuales.

De acuerdo al diario Clarín, las cifras de la Seguridad Social marcan que, a marzo último, se pagaron 2.880.259 salarios familiares por hijo. En diciembre de 2005, los pagos sumaron 4.131.005 beneficios. Es decir, se pagaron 1.250.746 asignaciones menos.

En tanto los padres de otros 1.200.000 chicos no llegaron a cobrar nunca el beneficio porque encontraron un empleo con sueldos que excedían los topes.

El cálculo surge porque la cantidad de trabajadores en blanco aumentó un 30% y el número de beneficiarios debió haberse incrementado en una proporción semejante. Y no solo no aumentó en la misma medida sino que se redujo, indicó el matutino.

Por otro parte, los padres de otros 1,5 millón de chicos pasaron a cobrar menos subsidios porque el salario familiar por hijo y el prenatal son de montos decrecientes, según la escala salarial del trabajador.

Por ejemplo, de los 2.880.259 pagos de marzo pasado, solo 1.107.129 cobraron el salario familiar pleno de $270 porque ganaron menos de $2.800. Otro 1.085.234 cobraron $204 porque ganaron entre $2.800 y $ 4.000 y 687.896 percibieron $136 por hijo porque cobraron entre 4.000 y el tope de 5.200 pesos.

Desde octubre del año pasado, el tope es de $5.200 de sueldo bruto, que se reducen luego de los descuentos de jubilación y salud a 4.316 pesos.

En muchos casos cuando el trabajador recibe un aumento salarial, su ingreso de bolsillo aumenta menos o se reduce porque por otro lado se achica o deja de cobrar las asignaciones por sus hijos.

Entre esos beneficios, también por el tope, se achicó el número de padres que cobran las asignaciones no periódicas de pago único, como las de nacimiento, adopción o matrimonio, cuyos montos se mantienen congelados desde 2008.

Se estima que los montos podrían subir un 25% ­en una o 2 cuotas pero se espera que el tope aumente mucho más ya que el año pasado solo aumentó un 8,3% ­ de $4.800 a $5.200 ­ muy por debajo de la inflación y de los aumentos paritarios.

De lo contrario, seguirá achicándose el número de beneficiarios del sistema.

Por

También te podría gustar...

Deja un comentario