La Justicia avaló la restitución de créditos fiscales a Cargill

La empresa cerealera había pedido el reintegro de valores ingresados de más en el Impuesto al Valor Agregado pero el fisco se había opuesto. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones confirmó la sentencia de la instancia anterior e instó a que la AFIP reembolse los fondos a la compañía
La Justicia puso fin a una de las disputas que existen abiertas entre la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y Cargill SACI.

Esta vez, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federalconfirmó la sentencia que había declarado nula la Resolución 41/2005 de la AFIP.

En dicha resolución, el organismo de recaudación había denegado la solicitud de reconocimiento y devolución de los créditos fiscales a la cerealera, informó el portal Punto Biz.

Los mismos se habían generado por operaciones de exportación de cereales y oleaginosas realizadas entre agosto de 1998 y abril de 2000, cuya suma ascendía a $584.231,89, más $7.693,14 en concepto de intereses. 

En aquella oportunidad, el fisco había objetado la veracidad de las compras de productos agropecuarios realizadas por la firma Cargill SA al señor Guillermo Andrés Molinari y, en consecuencia, había denegado el derecho a la acreditación y devolución del crédito fiscalrespectivo.

Según explicaron desde el organismo de recaudación, Molinari no poseía la capacidad económica y operativa necesaria para realizar las ventas que surgían de las declaraciones juradas correspondientes al Impuesto al Valor Agregado oportunamente presentadas.

Sin embargo, los magistrados entendieron que en los períodos analizados, los funcionarios de la AFIP no pudieron demostrar sus dichos.

En efecto, tal como se lee en la sentencia, “el Señor Molinari se hallaba debidamente inscripto en el Registro de Operadores de Granos y además contaba con el Certificado de No retención del Impuesto al Valor Agregado“.

Asimismo, de las órdenes de pago emitidas por Cargill SA surgía que todas esas facturas habían sido pagadas mediante cheques librados contra las cuentas que la parte actora tenía en el Banco Bisel y en el Citibank.

Por tales razones, los camaristas afirmaron que correspondía desestimar la impugnación del fisco y admitir la demanda con relación a los importes de las facturas de venta cuyas copias habían sido presentadas en las actuaciones administrativas agregadas.

Por

También te podría gustar...

Deja un comentario