Fallas en el sistema de validación de la AFIP potencian el cepo cambiario

En el sector afirman que el software del fisco nacional sufre desperfectos desde hace más de una semana. Sospechan que se trata de un nuevo límite para el mercado

Sumado a los nuevos controles implementados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), los dueños de casas de cambio protestan por el mal funcionamiento del sistema de validación de compra de moneda extranjera.

En el sector afirman que el software del fisco nacional sufre desperfectos desde hace más de una semana, pero ayer los cortes en la operatoria –que comenzaron muy temprano– se repitieron durante todo el día y sospechan que se trata de un nuevo límite para el mercado.

En las últimas semanas, las casas de cambio de todo el país se están acostumbrando a convivir con cortes cada vez más frecuentes del sistema que autoriza o rechaza las compras de divisas para viajar al exterior. Pero el de ayer no fue un día más: acostumbrados a que, pasado el mediodía, “se caiga el sistema”, los resignados dueños de agencias de cambio se encontraron ayer con que las interrupciones ocurrían durante todo el día.

“Antes se cortaba a las 14.30, la semana pasada ya empezaba a interrumpirse a las 12.30, pero ayer fue el colmo. Ya a las 10.30 de la mañana empezó a dar mensajes de error o a impedir ingresar los datos de las operaciones al formulario online”, comentó un operador de una casa de cambio porteña al matutino El Cronista. “Funciona como cupo, da la sensación que al llegar a cierto número de ventas, el sistema se corta”, añadió.

La venta minorista de dólares ya se encuentra reducida al mínimo desde que en mayo último el Banco Central oficializara la “suspensión” por tiempo indeterminado a la venta de divisas con fines de atesoramiento. Desde entonces, el dólar minorista se transformó en el “dólar turista”, porque sólo aquellos contribuyentes que planifiquen un viaje –y den datos exactos al respecto a la AFIP– son autorizados a adquirir en torno a los u$s100 por día de viaje.

Más tarde, aún estas operaciones fueron desincentivadas cuando empezó a regir, en julio, la obligación de pagarlas con dinero bancarizado, es decir cheque o transferencia electrónica.

Tanto agencias de cambio de la city porteña como sucursales o empresas basadas en el interior cuentan lo mismo. Las interrupciones del sistema son cada vez más frecuentes y, una vez caído el servicio, aparecen además contradicciones.

“Hemos tenido casos en los que clientes que ya hicieron la transferencia del dinero, porque chequearon la validación de la operación desde sus casas, llegaron a la ventanilla y al intentar corroborar el visto bueno de la AFIP la operación quedó trabada”, contó otro operador del mercado cambiario.

Por

También te podría gustar...

Deja un comentario