El Central fijó las condiciones para nuevas líneas de créditos a la inversión

El Banco Central habilitó el camino para extender el plazo máximo de los préstamos a la producción que deben otorgar las entidades financieras este año y evitar abusos en las tasas que cobran por el período excedente.

A comienzos de julio la autoridad monetaria requirió a los bancos que coloquen, como mínimo, el equivalente al 5 por ciento de sus depósitos privados para financiar proyectos de inversión de pymes y grandes empresas. Se trata de créditos a tres años con una tasa máxima fija del 15 por ciento. Frente a la demanda de pymes de plazos más largos para devolver los fondos, el BCRA dispuso que, una vez concluidos los primeros 36 meses, los bancos podrán aplicar una tasa variable. Ese costo no podrá exceder a la tasa Badlar en pesos vigente en ese momento –promedio de las tasas por depósitos de más de un millón de pesos–, más 400 puntos básicos. Ayer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a reclamar a las entidades que avancen en la colocación de los créditos.

El programa lanzado por la entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont obliga a los bancos públicos y privados a desembolsar 14.874 millones de pesos para financiar proyectos de ampliación de capacidad productiva o la incorporación de bienes de capital. Ayer, como anticipó Página/12, el BCRA publicó la norma que permite a los bancos extender más allá de los tres años los plazos de repago de los créditos. La Comunicación “A” 5338 habilita a establecer una tasa de interés combinada, de 15 por ciento en los primeros tres años y variable por el plazo excedente. En el período adicional, el costo no podrá superar la tasa Badlar en pesos vigente ese momento más 400 puntos básicos. Si hoy se cobrara la tasa variable, el costo por el plazo adicional rondaría el 19 por ciento. El objetivo del límite para la tasa de interés es evitar que los bancos se aprovechen de la demanda encareciendo abusivamente ese “segundo tramo” del préstamo.

Las entidades privadas están avanzando en la colocación de los primeros créditos, pero desde la Casa Rosada reclaman que lancen campañas publicitarias como hacen con los préstamos personales y consumo, la crema de sus negocios. Hasta ahora, las asociaciones de bancos extranjeros (ABA), nacionales (Adeba) y públicos (Abappra) publicaron avisos en medios gráficos y lo mismo hicieron individualmente bancos como el Credicoop, Nación, Patagonia, Galicia, Citi y BBVA Francés. Sin embargo, el Poder Ejecutivo pretende que comiencen campañas televisivas.

Durante la presentación de la segunda etapa del Plan Nacer –ahora denominado Plan Sumar (ver página 15)–, CKF destacó la ausencia de banqueros en su intervención en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la semana pasada. “Vi muchos empresarios importantes de muchas actividades de la producción, no puedo negarlo, pero no había ningún banquero nacional ni extranjero. La verdad que brillaron por su ausencia, mi abuela diría cola de paja”, sostuvo la Presidenta. “Queremos que se les acabe la cola de paja, es importante que comiencen a dar cumplimiento a los planes que ha elaborado el Banco Central, deben destinar apenas el 5 por ciento de sus depósitos para los préstamos a las pymes y a las grandes empresas que realmente es lo que les va a dar una gran productividad”, enfatizó Fernández de Kirchner. También hizo referencia, como se había marcado en notas de este diario, a que en 2001, en la Bolsa de Comercio, Ricardo López Murphy anunció un fuerte ajuste del gasto y que su “breve” mandato, según ironizó la Presidenta, terminó por la presión de la Franja Morada.

Fuente: ennotas.com

También te podría gustar...

Deja un comentario