Impuesto a las Ganancias: Deducción de Aportes a la Medicina Prepaga

Ante las liquidaciones anuales, los particulares pueden reducir el impuesto apagar al computar el costo de los aportes y la cobertura del grupo familiar.

Con respecto al impuesto a las ganancias las personas físicas pueden reducir el monto a ingresar computando el costo de los aportes a obras sociales o prepagas y la cobertura asistencial del grupo familiar.

Al momento de liquidar las obligaciones anuales del Impuesto a las Ganancias, las personas físicas pueden contar con beneficios impositivos que vienen de la mano de los gastos médicos incurridos en el año.

Tanto los topes en los montos a deducir y las personas autorizadas a tomarlo son clave al momento de cuantificar el alivio. En el caso específico del cálculo del Impuesto a las Ganancias de las personas físicas, se pueden deducir dos conceptos que están relacionados con la medicina:

Honorarios médicos:  se deducen anualmente del impuesto los honorarios correspondientes a los servicios de asistencia sanitaria, médica y paramédica, abonados por el grupo familiar. Entre ellos se encuentran las siguientes prestaciones:

o De hospitalización en clínicas, sanatorios y geriátricos (con atención médica) Servicios prestados por médicos en todas las especialidades
o Servicios prestados por bioquímicos, kinesiólogos, psicólogos y técnicos auxiliares de la medicina
o Servicios de ambulancias.

Lo indispensable para poder realizar dicha deducción es que lo pagado por la prestación no haya sido reintegrado por la obra social o por la prepaga, si hubo un reintegro parcial se podrá deducir el importe que no ha sido devuelto. Se permite computar hasta el 40% facturado en el año, no pudiendo ese monto superar el 5% de la ganancia neta anual. No pueden deducirse lo abonado por medicamentos ni por prótesis, salvo que se suministren junto con la prestación médica.

Aportes a obras sociales o prepagas: se computa lo que se abona mensualmente como descuento obligatorio o voluntario a favor de las obras sociales y para instituciones que prestan cobertura médico-asistencial del contribuyente y de su grupo familiar. Lo deducen mensualmente los empleados en relación de dependencia en la retención del impuesto por los sueldos, y los autónomos al presentar la declaración jurada anual. El tope de deducción es el 5% de la ganancia neta obtenida.

Por otra parte, con respecto a los familiares que se encuentran habilitados para gozar de la deducción conviene recordar que la ley de Ganancias prevé como deducción los gastos médicos del contribuyente y de los siguientes familiares que se encuentran a su cargo:

· Cónyuge Hijos o hijastros, nietos y bisnietos menores de 24 años, o mayores incapacitados para el trabajo.
· Hermanos, nueras y yernos, menores de 24 años.
· Padres, suegros y abuelos.

Los requisitos son que los familiares sean residentes del país y que tengan ingresos netos anuales que no superen el mínimo no imponible del impuesto. Además, sólo podrá computar la deducción el pariente más cercano.

En esta deducción no se encuentran incluidos los gastos de medicamentos o gastos de farmacia. Se debe guardar los recibos, facturas correspondientes y documentación que respalde dichos gastos.

Fuente: impuestoganancias.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario