La pesificación no hace distinción de edad: miles de jubilados ahora están lejos del país y “sin un dólar”

El cepo cambiario llegó a los mayores y ahora, quienes cobran beneficios desde otros lugares, ya no pueden optar por quedarse con la moneda de origen
Los jubilados que cobran una pensión obtenida en el extranjero se están encontrando con que deben percibir, sin opción, la prestación en pesos.

El cepo cambiario también llegó a sus beneficios y ya no pueden llevarse del banco euros o dólares, por ejemplo, tal como sí podían hacerlo hasta el mes pasado.

Ello, pese a que tienen ganado el derecho de cobrar prestaciones que originalmente están, lógicamente, en moneda extranjera.

La información surgió de denuncias presentadas por pensionados afectados ante la Defensoría de la Tercera Edad, dependiente de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, según dijo a La Nación quien está a cargo de esa dependencia, Eugenio Semino.

“Lo que está pasando implica en la práctica la pérdida de una parte de los ingresos, dado el spread entre la cotización oficial y la paralela de las divisas”, afirmó el funcionario. La pesificación de los montos se realiza al tipo de cambio oficial en los bancos que realizan los pagos, que en estos casos no tienen intervención de la Anses.

Desde el Banco Central afirmaron que no hay una normativa especial sobre el tema, sino que se aplican las reglas generales que hoy rigen para el mercado de cambio. “Lo que ocurría antes es que las pensiones extranjeras ingresaban en el mercado de cambios, se convertían a pesos, pero luego, a pedido del beneficiario, el banco interviniente las podía volver a convertir en moneda extranjera”, explicó un vocero de la entidad.

Por

También te podría gustar...

Deja un comentario