Facturar con cláusula de ajuste al tipo de cambio o con intereses

Las opciones de facturación que evalúan las empresas ante la imposibilida de facturar en dólares.

En las áreas financieras de las firmas prevén emitir notas de débito y crédito con conceptos ambiguos que compensen o ajusten el pago al vendedor por la diferencia cambiaria. Otra opción es agregar una tasa de interés. El lunes pasado, la AFIP les prohibió las facturas electrónicas en dólares y las transferencias

La semana pasada al AFIP desactivó la posibilidad de hacer facturas electrónicas en dólares, por lo que las empresas que utilizan este sistema comenzaron a ajustar sus ventas según el tipo de cambio. No es algo nuevo, es un método usan muchas empresas para sortear las dos leyes hasta hoy vigentes que prohíben la indexación de los contratos en la Argentina. La de la Convertibilidad, de 1991, y la Ley de Emergencia Económica, de 2002.

Hasta que la AFIP desactivara la emisión electrónica de facturas en dólares, muchas empresas utilizaban este método, la factura se emite en dólares y a su vencimiento el cliente debe pagar a su proveedor el valor de esta en dólares o en pesos al tipo de cambio a la fecha.

Ahora, la alternativa es facturar en pesos con cláusula en dólares, esto significa que si bien se emite de pesos, la misma se ajusta al tipo de cambio en dólares, para lo cual se emiten notas de débito y crédito, según la diferencia del tipo de cambio al momento del pago.

Otra opción que se evalúa en las empresas es la de facturar en pesos al precio de contado, pero con una cláusula de tasa de interés que se deberá estimar de acuerdo al plazo del pago y que buscará, del mismo modo, compensar de antemano al vendedor por la expectativa de devaluación.

De esta maneras las empresas intentará sortear los “obstáculos” que hoy están vigentes tanto para los contratos como para los precios, la deudas, las tarifas y los impuestos.

Fuente: ennotas.com

También te podría gustar...

Deja un comentario