¿Qué me puede pasar si vendo dólares fuera del sistema financiero y cambiario oficial?

Hace unos meses comentábamos detalladamente sobre las consecuencias de vender dólares por fuera del circuito oficial: ¿Qué me puede pasar si vendo dólares fuera del sistema financiero y cambiario oficial?

Las restricciones que hoy afronta el mercado cambiario nos obligan a repasar algunos aspectos de la normativa aplicable (se recomienda leer la nota completa haciendo click aquí).

En primer lugar cabe repasar el primer artículo de la ley 18.924 el cual dice  que nadie puede dedicarse al comercio de billetes extranjeros sin autorización del Banco Central.

“ninguna persona podrá dedicarse al comercio de compra y venta de monedas y billetes extranjeros, oro amonedado y cheques de viajero, giros, transferencias u operaciones análogas en divisas extranjeras, sin la previa autorización del Banco Central de la República Argentina para actuar con Casa de Cambio, Agencias de Cambio u Oficina de Cambio”.

Está claro que la idea de la ley es establecer que únicamente determinados sujetos, bajo la supervisión del Banco Central, puedan comprar y vender moneda extranjera, aunque queda la duda para las operaciones no habituales entre particulares, al usar la ley la locución comercio.

  • Desde nuestro punto de vista, ese interrogante queda zanjado con el artículo 1 de la ley 19359 (Ley Penal Cambiaria), porque en sus incisos a) y b), repetitivos entre sí, dicen que “Serán reprimidas con las sanciones que se establecen en la presente ley:Toda negociación de cambio que se realice sin intervención de institución autorizada para efectuar dichas operaciones;
  • Operar en cambios sin estar autorizado a tal efecto”.

Al hablarse de toda negociación de cambio sin intervención de institución autorizada, deja afuera cualquier posibilidad de duda.

Ninguna persona, aunque sea particular y de forma no habitual, podría hacer compraventa de moneda extranjera sin intervención de casa de cambio, agencia de cambio u oficina de cambio, sin hacerse acreedor de las penas establecidas en la ley 19359.

Les penas son, según el artículo 2 de la citada ley:

a) Multa de hasta 10 veces el monto de la operación en infracción, la primera vez

b) Prisión de 1 a 4 años en el caso de primera reincidencia o una multa de 3 a 10 veces el monto de la operación en infracción

c) Prisión de 1 a 8 años en el caso de segunda reincidencia y el máximo de la multa fijada en los incisos anteriores

d) Si la multa impuesta en el caso del inciso a) no hubiese sido superior a 3 veces el monto de la operación en infracción, la pena privativa de libertad a que se refiere el inciso b), será de 1 mes a 4 años

e) En todos los supuestos anteriores podrá aplicarse conjuntamente, suspensión hasta 10 años o cancelación de la autorización para operar o intermediar en cambios e inhabilitación hasta 10 años para actuar como importador, exportador, corredor de cambio o en instituciones autorizadas para operar en cambios

¿Alguien fue sancionado alguna vez?

Si. Por ejemplo, en la causa “Hortensia Elena Murillo s/infrac. a la ley 19.359” (año 2004), el Juez de Primera Instancia le impuso una multa de $ 600,00 por considerarla coautora del delito previsto en la ley 19.359.  Se le atribuía haber vendido doscientos dólares a un particular, sin intervención de un operador autorizado. En su defensa la imputada (jubilada de sesenta años) adujo su necesidad de vender dólares para sustentar sus necesidades y la incomodidad de hacerlo en un banco. Por tales atenuantes la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico Nro. 1 confirmó la sentencia pero redujo la multa.

También te podría gustar...

Deja un comentario