Qué es la jubilación automática y quienes son los posibles beneficiarios

ANSES tiene implementado desde hace un par de años, un servicio de “Jubilación Automática” mediante el cual se simplifica el trámite y la solicitud del beneficio, todo vía web.

A través del mismo, los ciudadanos pueden acceder a su historia laboral, incorporar períodos trabajados que no estén registrados en las bases de ANSES, solicitar la probatoria de servicios y acreditar la información incorporada. Luego, al momento de cumplir con la edad para acceder a la jubilación, podrán solicitarla sin necesidad de hacer presentación presencial en oficinas de ANSES. El compromiso de ANSES es que al cabo de 60 días de realizada la solicitud, quienes cumplan con los requisitos obtienen su jubilación.

En la actualidad (y desde el segundo semestre del año 2009), esta jubilación automática está dirigida únicamente a trabajadores en relación de dependencia que cumplan con los requisitos de edad para jubilarse (65 años para hombres y 60 años para mujeres) y, obviamente la cantidad de años de aportes exigidos (30 años de servicios).

El servicio está dirigido a todo trabajador que:

  • Tenga 59 años, en el caso de mujeres, y 64 los hombres.
  • No haya iniciado ningún expediente cuyo trámite se encuentre en estado Recaratulado o Denegado.
  • No esté jubilado.
  • No registre períodos como autónomos ni monotributistas.
  • No registre períodos aportados como Becario o Pasante.
  • No registre períodos con condiciones de servicios diferenciados.
  • No esté incluido dentro de los denominados Regímenes Especiales, regulados por las Leyes Nº 22731 y 24018 y los Decretos Nº 137/05 y 160/05.

Con esta innovación se reducen los tiempos de resolución de los trámites ya que no es necesario esperar la aprobación de ANSES una vez que estén completos todos los datos en Consulta de Historia Laboral. Además, el trámite se hace vía web, a través de la sección “Me quiero jubilar”.

Pasos a seguir (dentro de la web de ANSES):

1) Obtener la Clave de la Seguridad Social.

2) Consulta de Historia Laboral

3) Probatoria de Servicios

4) Sección “Me quiero jubilar”

Al igual que para otros trámites tanto impositivos como laborales, como en éste, de tipo previsional, siempre es aconsejable tener un correcto asesoramiento.

Fuente: C.P. Lucas G. Bustos

También te podría gustar...

Deja un comentario