Estado de emergencia: Beneficios para productores agropecuarios – Ley n° 26509

La Ley n° 26509 establece una serie de requisitos y beneficios para aquellos productores agropecuarios que se encuentren desarrollando sus actividades en las zonas declaradas en estado de emergencia y/o desastre agropecuario, por la sequía que ha afectado gran parte del país.

Para obtener los beneficios establecidos en la Ley, los productores comprendidos en zonas de emergencia agropecuaria deberán encontrarse afectados en su producción o capacidad de producción en por lo menos un 50%. Y los comprendidos en zonas de desastre agropecuario, tendrán que estar afectados en su producción o capacidad de producción en por lo menos un 80%.

Los productores que se encuentren establecidos en zonas declaradas de desastre agropecuario, pero su capacidad de producción o su producción esté afectada en menos del 80%, gozarán de los mismos beneficios que aquellos que se encuentren en zona de emergencia con el 50% o más de su producción o capacidad de producción afectada.

Entre los beneficios Impositivos, se destacan:
  • Prórroga del vencimiento para el pago de los impuestos a las ganancias, bienes personales, y ganancia mínima presunta, de corresponder, cuyos vencimientos operen durante el período de vigencia del estado de emergencia o desastre agropecuario.
  • Posibilidad de exención de los impuestos a los bienes personales y a la ganancia mínima presunta.
  • Deducción del 100% de las utilidades provenientes de ventas forzosas de hacienda bovina, ovina, caprina y/o por-
    cina, en el impuesto a las ganancias.
  • Liberación de pagos arancelarios en el Mercado Nacional de Hacienda, a toda aquella hacienda que provenga de zonas de desastre agropecuario.
  • Suspensión por parte de AFIP de la iniciación de juicios de ejecución fiscal para el cobro de impuestos adeudados.
Requisitos.

Determinada la zona de emergencia o de desastre agropecuario, el productor que cuente con el certificado correspondiente otorgado por autoridad competente de la provincia, deberá presentar a la AFIP en la cual se encuentre inscripto, una nota con carácter de declaración jurada, manifestando su condición de beneficiario y a su vez que la explotación afectada constituye su actividad agropecuaria principal.

Si el productor es locatario, deberá presentar el contrato que acredite que es el inquilino de la partida rural en la cual desarrolla su actividad principal.

Para el caso de ventas forzosas de hacienda (bovina, ovina, caprina y /o porcina), el productor deberá adjuntar un detalle de la cantidad de animales vendidos en los dos ejercicios anteriores por especie y categoría y el cálculo de la utilidad por la venta de esos animales en el período afectado a la emergencia o desastre agropecuario.

Estando próximo a los vencimientos de los impuestos a las ganancias, bienes personales y mínima presunta, que operarán entre los meses de abril y mayo del corriente año (cuyo cierre operó en diciembre 2011), sería conveniente que aquellos productores que se encuentren inmersos en las zonas declaradas de emergencia y/o desastre agropecuario, realicen las gestiones necesarias al efecto de obtener primeramente el certificado de emergencia correspondiente, para luego continuar con el trámite pertinente ante la agencia de AFIP en la cual se encuentre inscripto.

Por: CPN Alejandro Larroudé
Fuente: http://www.barrero-larroude.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario