Santa Fe envía un proyecto de ley con subas de impuestos

La iniciativa enviada por el Ejecutivo alienta incrementos segmentados en el Inmobiliario Urbano y Rural, y hace perder a la construcción de edificios su condición de exenta en Ingresos Brutos. También incluye la modificación de algunas alícuotas para los sectores financiero y de telecomunicaciones.

Como Scioli en la provincia de Buenos Aires, y antes Macri en la Capital Federal, el gobernador de Santa Fe, acaba de enviar a la legislatura provincial un proyecto de reforma fiscal que incluye aumento de impuestos.

En Santa Fe, se prevé un retoque del Impuesto Inmobiliario Rural, y eliminación de exenciones algunos sectores para Ingresos Brutos.

El proyecto enviado por Bonfatti alienta incrementos segmentados en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural, y hace perder a la construcción de edificios su condición de exenta en Ingresos Brutos. Además la iniciativa incluye la modificación de algunas alícuotas para los sectores financiero y de telecomunicaciones.

Días atrás, Bonfatti remarcó que la reforma fiscal apuntará a que “pague más el que más tiene”. “Venimos de casi ocho años en los que ha habido poco aumento de ingresos propios, de la provincia, y debemos reacomodar nuestros ingresos”, sostuvo. La estrategia incluye el pedido de autorización para colocar Letras por más de $500 millones, que tiene ya media sanción.

Con más detalle:

Se prevé la recategorización del impuesto sobre los Ingresos Brutos para grandes contribuyentes de acuerdo al monto anual de ventas. El incremento de la alícuota General Básica, hoy del 3,5 por ciento, se elevaría al 3,8 por ciento para los contribuyentes cuya facturación sea entre 30 y 40 millones de pesos anuales y un 4,2 por ciento para quienes facturen más de 40 millones de pesos.

El proyecto supone además la incorporación de un impuesto sobre las embarcaciones deportivas o de recreación cuyo valor de mercado supere los 20 mil pesos. En este caso, la alícuota será del 1,6% anual para las embarcaciones con un valor entre 20 y 40 mil pesos y una alícuota de hasta un 2,75% anual de manera progresiva y gradual de acuerdo al valor del bien en cuestión.

El proyecto también contempla la exención de impuestos para el transporte público de pasajeros que actualmente paga el 1,5 % por la venta de cada pasaje.

Suman la construcción

La reforma tributaria pretende gravar la construcción de inmuebles, diferenciando la alícuota según la radicación de las empresas. En el caso de las empresas radicadas en la provincia de Santa Fe, se aplicará un 2,5%. En el caso de las empresas radicadas fuera de la provincia, el impuesto será de un 3,5%. Esto alcanzaría a las que facturen más de 1,5 millones de pesos, unas 300 empresas en total. Las empresas constructoras que facturen menos de 1,5 millones no pagarán Ingresos Brutos.

Inmobiliario rural

En el caso de las propiedades con una extensión que no supere las 50 hectáreas, el incremento en el impuesto inmobiliario rural no superará el 50%. Por ejemplo, un campo de 33 hectáreas en Bouquet (departamento Belgrano), actualmente paga $828 anuales, y con la reforma pagaría $1.242 anuales. Un campo de 30,3 hectáreas en Alvear, hoy paga $1536 y pasaría a pagar $2.304.

Entre 51 y 600 hectáreas, el incremento sería entre el 100 y el 300%, dependiendo de la ubicación del inmueble y del valor de la tierra (por ejemplo, es diferente un campo en Alcorta o en Funes que en Pozo Borrado o en San Cristóbal)

Un campo que supera las 600 hectáreas, pagará el 450% de incremento y de 1.800 hectáreas, pagará el 600 % en la zona de mayor productividad de la provincia.

En el caso de la Zona centro norte de la provincia, los propietarios que superen las 12.500 hectáreas y hasta 37.500 hectáreas, pagarán entre el 400 y el 500% de incremento.

En el caso de la Zona centro sur de la provincia, los propietarios que superen las 600 hectáreas y hasta 1.800 hectáreas pagarán entre 450 y 600% de incremento.

Inmobiliario urbano

En cuanto al impuesto inmobiliario urbano, Beccari indicó que “el 47% de los inmuebles, sólo verán incrementado el impuesto en 20 pesos anuales”.

Para las partidas que pagan el mínimo, que son el 47% de las viviendas radicadas en la provincia de Santa Fe que hoy pagan 48 pesos por año (4 pesos por mes), pasarán a pagar 68 pesos por año (aproximadamente 6 pesos por mes).

Y del resto de las partidas, el 33% de las viviendas pagará entre el 60 y el 85% más.

Días atrás, Bonfatti remarcó que la reforma fiscal apuntará a que «pague más el que más tiene». «Venimos de casi ocho años en los que ha habido poco aumento de ingresos propios, de la provincia, y debemos reacomodar nuestros ingresos», sostuvo. La estrategia incluye el pedido de autorización para colocar Letras por más de $ 500 millones, que tiene ya media sanción

También te podría gustar...

Deja un comentario