Todo trabajador tiene derecho a una cuenta bancaria gratuita

Con la Ley Nº 26704, aprobada por el Congreso de la Nación a mediados del mes de septiembre pasado, se amplió la normativa vigente para la percepción de haberes en las llamadas “cuentas sueldo”.

La reglamentación de la norma, implementada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), incluyó, además de a beneficiarios de ANSES, a trabajadores no comprendidos por la Ley de Contrato de Trabajo. Este último grupo incluye a empleados del servicio doméstico y a trabajadores rurales.

Mucamas, niñeras, cocineros, jardineros, caseros, amas de llaves, damas de compañía, mayordomos, institutrices, nurses o gobernantas son las tareas que están encuadradas dentro del Régimen para Empleados del Servicio Doméstico; y todos tienen derechos a una cuenta bancaria gratuita.

En las cuentas gratuitas se admitirá la acreditación de las remuneraciones normales y habituales de la relación laboral, incluyendo los importes correspondientes a las asignaciones familiares, las prestaciones de la Seguridad Social que integran el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y las prestaciones por incapacidad.

La cuenta gratuita o cuenta sueldo no tiene límite de extracciones ni costos de ninguna índole para el trabajador, por apertura, mantenimiento o extracción de fondos en todo el sistema bancario del país.

Además, esta cuenta incluye una tarjeta de débito gratuita que le permite al trabajador acceder a la bancarización. De esta manera, no sólo se evita las colas bancarias sino que también puede adherirse a débitos automáticos, pagar por medios electrónicos, acceder a descuentos y realizar transferencias; todo esto sin costo alguno.

Asimismo, el trabajador que lo desee, puede designar a su cónyuge o conviviente o a un familiar directo como cotitular de la cuenta. Así, la persona designada podrá realizar los movimientos de fondos que se encuentren admitidos y demás operaciones que autorice el titular.

Así se amplió no sólo la reglamentación sino el espectro de cobertura social, abarcando ahora a todos los trabajadores formales para que puedan acceder a los beneficios de bancarización.
Apertura de cuentas

Las entidades habilitadas que posean cajeros automáticos deberán abrir estas cuentas a solicitud de los empleadores alcanzados por la obligación de abonar las remuneraciones a su personal mediante la acreditación en cuenta conforme a lo dispuesto por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, en el marco de lo establecido por el artículo 124 del Régimen de Contrato de Trabajo (texto según la Ley 26.590).

Además, estas cuentas se utilizarán para:

a) abonar las remuneraciones que correspondan a trabajadores públicos y privados no alcanzados por dicho régimen legal, conforme a lo previsto por el artículo 1° de la Ley
26.704.

b) el pago de haberes o prestaciones de la seguridad social que integran el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y de aquellas comprendidas en el Sistema de Pensiones No Contributivas, según lo dispuesto por el artículo 2° de la última ley señalada.

c) el pago de remuneraciones, haberes o prestaciones de la seguridad social de jurisdicciones provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aries que adhieran a los términos de la
Ley 26.704.

También te podría gustar...

Deja un comentario